el diario de mariapilar <$BlogRSDURL$>

setiembre 28, 2003

Alquimia, perfume y corazones musicales... 

La tarde del domingo resultó ser de lo más inspiradora. Todo comenzó con mis experimentos culinarios. Diez días estuvieron cáscaras y especias macerándose en alcohol con el fin de convertirse en licor. Hoy restaba agregar el resto de los ingredientes y esperar.
El aroma a limón, jengibre y romero inundó la casa. El sol entraba por la ventana y la brisa de la primavera movía las cortinas. Antonieta descansaba al sol. Afuera silencio.
Era el momento perfecto para escuchar Perfume de la argentina recientemente fallecida Gabriela Epumer o Chipi Chipi como le decía cariñosamente Charly. Empieza la música, "voy hacia el mar, es un día tranquilo.." Mejor imposible. Cafecito y magdalenas en la terraza. Sucumbo ante estos placeres sencillos. Esta vez tenían bastante chocolate.
Tomo la flauta y trato de acompañar algunas canciones. Llego a escuchar la misma canción más de seis o siete veces seguidas, estaba muy concentrada. Algunos tonos coincidían y algo salió. Vale la pena aclarar que es una flauta de caña heredada, sólo seis agujeros y otro para las octavas, no se encuentran todos los tonos pero tiene un sonido muy bonito.
Se me antoja poner algo un poco más reaccionario. Aparece el disco de Traidores en Vivo y en Directo. Salto un poco con Radio Babilonia, Crónica del Sur, Canción Rebelde... Escucho -casi por respeto- Montevideo Agoniza. Que bien suenan y qué recuerdos me traen. Es como revivir la adolescencia... De ahí paso a Influencia de Charly García que salvo por los tracks número tres y diez no termina de convencerme. Miro el diseño gráfico. Le encuentro más coherencia que la primera vez. Puede que el disco no me guste mucho pero Charly no deja de ser un genio. Que buenas que están las dos versiones de Influencia. Me van a decir que estoy loca pero para mí cada día canta mejor, como Gardel. Cruzo el charco de nuevo y pongo Primitivo de Alberto Mandrake Wolf. Me cuelgo con Corazones Musicales y me pongo a escribir...
Creo que Alberto Wolf es un poeta, el poeta de la sencillez. Es como un niño. Un corazón inocente y simple. Me encanta. Se me antoja publicar la letra de otra de sus canciones. Al escucharla me ataca esa nostalgia tan rioplatense y montevideana. Me recuerda esos boliches que surgieron unos años después de la dictadura cuando la gente por fin empezaba a animarse a salir... Boliches como Utopías, Periplo, La Taberna, El Lute, La Bastilla, La Tasca del Búho... Esos que ponían el farolito amarillo en la puerta.
Uno rotaba por la ciudad en busca de estos farolitos porque siempre había alguno nuevo. No se veían muy bien las caras y tampoco había mucho para pedir aparte de cerveza, whisky o pizza. Algún gramajo, alguna picada pero nada más. Siempre había alguien que tocara una guitarra o leyera algún poema. Que sé yo, estaba bueno.

Espero que les guste... Ojalá alguna vez escuchen la canción porque hace mucho a la cosa.

Aman la música los dos
El curte Hendrix y ella Bartok
Entre las mesas se miran
Y saben que todo está bien

Hay mucha gente en ese bar
Parece un lago en la selva
Donde todas las especies
Van a calmar su sed

Y entre corazones musicales
Están de más las palabras

Y cara a cara están los dos
En una mesa en un rincón
El boliche que explota y ellos mirándose

Ya la cortina el bar bajó
Solo están ellos y otros dos
Afuera la calle está fría
La luna ya se ocultó

Entre corazones musicales
Están de más las palabras


Apuesto a que tomaban grappamiel...

Antonieta Online... 

Aprecien a la reina.


setiembre 27, 2003

Casa de alquiler... 

Me siento muy identificada con la letra esta canción de Alberto Wolf. Parte de mi vida se le parece.

El disco es Amor en lo Alto de Los Terapeutas. Un disco de Sondor que no ha tenido mucha difusión (como todos los de A. Wolf) aparte de algún concierto en la Sala Zitarrosa o algún afiche en CD Warehouse.

Participan Daniel Jacques (Traidores)en el bajo, voz y coros; Alejandro Roca en guitarras (el profe de música para quienes lo conocen); Wilson Negreyra, voz y percusión; Gonzalo Gravina en teclados; Luis Martinez en batería. Tambien están los scratches de Martín Ariosa (Elefante); el saxo de Eddy Porchile; y la voz de Hilda Lizarazu (de los argentinos Man Ray) en una de las canciones. Muy recomendable.

Jenny ya no vive más aquí
hace tiempo que se fue
al norte de Brasil
donde vive en una playa de hippies
y pescadores de alta mar
vende su bijouterie
a los turistas del lugar
y parece que todo le rueda bien
allá a full está respirando por primera vez
el elixir que tanto asusta y fascina
que es vivir en libertad.

Me contaron que Manolo es español
muy joven llegó al Uruguay
y esta casa alquiló
por unos cuantos años también
su familia construyó,
María nació aquí
felices fueron los tres
hasta que en el ochenta
cerró la fábrica de jabón
y otra vez cruzar el mar
y emigrar hacia la madre patria
donde se separaron y el nunca se adaptó

y vos preguntarás quién soy yo
ahora vivo acá
en la casa de alquiler
como Jenny y Manolo
y quizás como tantos otros más
parte de mí quedará
viviendo en este lugar
mis sueños mis recuerdos
y al mudarme otra vez
tal vez vos morarás en la casa de alquiler
te mandaré noticias de mis pasos errantes
y hacé lo mismo vos después.


Mi padre no se llamaba Manolo sino Serafín y trabajaba como armador en una fábrica de zapatos que cerró unos meses después de la crisis del ochenta y dos. Serafín falleció sin volver a pisar su tierra natal. Ahora es María quién quizá cruce el mar como dice la canción...

A propósito, Alberto Wolf vive a doscientos metros de aquí... ¿será la misma casa de alquiler?

setiembre 26, 2003

Solo para ser un poco mas precisos... 

Por fin el sol ha decidido quedarse aunque no sabemos por cuantos días. Vuelta al trabajo. No muchas ideas, así que me tomo el atrevimiento de copiarle a Willy. Esto es lo que se publica acerca de Uruguay en la página de la CIA

"A violent Marxist urban guerrilla movement, the Tupamaros, launched in the late 1960s, led Uruguay's president to agree to military control of his administration in 1973..." Y dale con que los tupamaros tuvieron la culpa de la dictadura... Para cuando entraron los militares, los tupamaros ya estaban prácticamente acabados.

... "By yearend, the rebels had been crushed, but the military continued to expand its hold throughout the government" ¿Habrá sido, entre tantos otros factores, gracias al apoyo estadounidense a las dictaduras latinoamericanas durante la guerra fría?

"Civilian rule was not restored until 1985"
Por supuesto, perdiendo la memoria todo se olvida y lo que no se olvida, se oculta.

"Uruguay's political and labor conditions are among the freest on the continent..." ¿Se referirá con "free labor conditions" a la flexibilización laboral y el subempleo? ¿Esa que con el pretexto de reducir el desempleo y captar inversiones extranjeras deja al trabajador sin sus derechos? ¿Aquello de que te contrato cuando quiero, por el tiempo que quiero, te pago lo que quiero, como quiero y cuando se me da la gana?

Qué contradictorias me resultan las siguientes afirmaciones. Que me explique algún economista, capaz que estoy equivocada ... "Uruguay's economy is characterized by an export-oriented agricultural sector, a well-educated workforce, and high levels of social spending"

"Unemployment rose to nearly 20% in 2002, inflation surged, and the burden of external debt doubled. Cooperation with the IMF and the US has limited the damage, which is still extensive"¿Desde cuándo hay "high levels of social spending" en un país que se esfuerza en reducir el déficit fiscal para pagar una deuda externa cada vez más grande y duplicada? Olvidaron aclarar que gracias a estos préstamos internacionales que "limited the damage" los uruguayos hemos hipotecado nuestro futuro y el de varias generaciones. No sólo pagamos cada vez más y más impuestos sino que también gozamos cada vez de menos asistencia y seguridad social, menos inversión en educación, menos servicios de salud, menos salarios, y para qué seguir...
Lo de "well educated workforce" es cierto. Médicos, arquitectos, abogados, agrónomos, ingenieros y más, como taxistas, guardias de seguridad, porteros, o en estaciones de servicio... Aquellos que tienen la fortuna de tener empleo o aún no han emigrado, claro. Porque tampoco dicen que aparte de exportar los productos agrícolas y ganaderos, nos especializamos en exportar cerebros graduados en la Universidad de la República.

"Total fertility rate: 2.35 children born/woman (2003 est.)"
Sólo para ampliar la información: aproximadamente el 45% en condiciones de pobreza.

No se aporta información sobre grupos de presión pero sí que los hay. Gracias a dios.

setiembre 23, 2003

El clima apesta. Hace tan solo tres días el frío te helaba la cara, ayer un calor húmedo, todos los pisos mojados, ahora lluvia granizada. Estoy un poco cansada de tanta indecisión meteorológica. Ya empiezo a sentirme un moho en caldo de cultivo, estoy mutando...

setiembre 21, 2003

Pan y cine... 

Apenas uno entra en Cinemateca 18 lo inunda el olor a pan recién horneado. Vaya a saber por qué conducto de aire llega a la sala el aroma que desprenden los hornos del supermercado que se encuentra en la planta inferior. Hay aproximadamente 600 incómodas butacas de las cuales -salvo en los festivales internacionales- se ocupan unas cincuenta. El público es de lo más diverso. Jóvenes universitarios, jubilados, amas de casa, parejas, estudiantes de cine... La calidad de sonido e imagen es bastante buena y la sala cuenta con aire acondicionado.

No es poca cosa. Por una módica suma mensual la cinemateca ofrece seis salas con el mejor y más variado cine mundial de todos los tiempos. Está claro que no son los Hoyts ni los multiplex de los shopping centers, a veces la proyección se corta, queda fuera de foco, o el volumen se pierde. Cuando eso ocurre el público comienza a silbar y a patear el suelo con el fin de despertar al operario de su supuesta siesta y todo vuelve a la normalidad. También llama la atención que no hay cortos publicitarios, ni pop, ni refrescos a la venta pero sí un stand con libros y discos de destacados autores uruguayos. Un sitio para la cultura y un emprendimiento a mi entender único en el mundo que esperemos siga sobreviviendo.

Hoy vimos El viaje de Morvern de la directora Lynne Ramsay, 2002. Otra película acerca de lo mal que está la gente. Una chica abúlica y anestesiada, un novio suicida, una amiga hueca, mucha droga de diseño, un viaje y un golpe de suerte. Nos hizo pensar en cierta forma y salvando las diferencias en esas películas tipo Sábado o 25 Watts, la llamada generación cero, jóvenes sin mucha esperanza, apáticos, sin capacidad de asombro, ociosos o sumidos en una rutina absurda, en esa gente que pasa por la vida sin darse cuenta de nada.

Y hablando de rutinas, se terminaron las vacaciones de septiembre. Otra vez a trabajar...

Sobre ruedas... 

"Señorasyseñoredestemediodetrasportecapitalino. Tengo cinco hijos y me encuentro sin trabajo. No es mi intención molestar al obrero pero les pido una ayudita para llevar un litro de leche o un trozo de pan a mi familia. No es que me guste venir a pedir pero no tengo otro medio y prefiero pasar vergüenza que salir a robar. No pido para alcohol, no pido para drogas. Soy un hombre de familia desempleado..."

Más o menos así comienza el itinerario en los ómnibus Montevideanos: niños abandonados ofreciendo estampitas a voluntad, madres solteras o casadas en situación límite, vendedores de dulces y decomisos de aduana, obreros en conflicto, desempleados deprimidos, cieguitos jubilados, trovadores, contadores de cuentos y poetas, indígenas peruanos ofreciendo su legado musical precolombino por tan sólo unas monedas y más...
Un submundo que también tiene sus normas, esperan turno para subir en las paradas, nunca suben de a dos, no suben si está el inspector, le cambian las monedas por billetes al guarda. Muchos de ellos con buena dicción, buen vocabulario y bien vestidos. Muchos de ellos estudiantes universitarios, muchos de ellos con oficio.

Son cada vez más los testigos de una clase media que se desmorona... Sí clase media, es que hace unos diez años atrás había que estar muy mal para subir al ómnibus a pedir, pero hoy uno se ve reflejado en esas personas. Cualquiera de los pasajeros que comparten ese viaje podría estar allí... ¿Cuántas de estas personas que hoy piden para sobrevivir han abonado su boleto dignamente para ir a su lugar de trabajo unos años atrás?

El primero en subir siempre se lleva unas monedas, el segundo capaz que también pero al tercero, cuarto o quinto uno opta por mirar por la ventana, ponerse el walkman o leer un libro. Es tanta la angustia que uno queda como anestesiado al ver tanta desgracia. Uno quisiera tener la solución o salir a romper todo, sin embargo uno ni siquiera sabe a quién votar. Así comienza cada jornada para los que no tenemos automóvil en Montevideo, con el reflejo triste y decadente de una sociedad que alguna vez supo cuidar bien de sus hijos.

setiembre 20, 2003

Cuando los hombres se juntan... 

Se reunieron los amigos y sus mujeres a celebrar una ocasión singular.

Ellas se vistieron de zapatito, ellos de caballero.

Ellas tomaban cóctel de frutas, ellos whisky escocés.

Ellas comían con mesura, ellos tomaban en exceso.

Ellas estaban impecables, ellos sudaban.

Ellas se convertían en madres y ellos en niños.

una csoa inmtaprote 

sgeun un etsduio de una uivenrsdiad ignlsea, no ipmotra el odren en el que
las ltears etsan ersciats, la uicna csoa ipormtnate es que la
pmrirea y la utlima ltera esten ecsritas en la psiocion cocrrtea. El rsteo
peuden estar ttaolmntee mal y aun pordas lerelo sin pobrleams.

Etso es pquore no lemeos cada ltera por si msima, snio que la paalbra es
un tdoo.

Pesornamelnte me preace icrneilbe...

setiembre 18, 2003

Tarde de mujeres sabias... 

Varias generaciones alrededor de un chocolate caliente, bizcochitos de anís, pretzels y galletitas con queso. La mas joven 30, la más sabia 68... Mucho para compartir y reír. También para recordar y llorar.

Que bueno cuando las mujeres se juntan.

¿Serán vírgenes los ángeles? ¿Otra copita de licor?...

setiembre 17, 2003

Amplias mejoras en el Site... 

Ahora tengo vínculos, lo cual implicó que me las arreglara para programar en código html que no es poca cosa. También tengo un link para comentarios al final de cada relato y eso gracias a willy sifones que me pasó el pique y la página de Haloscan... Esto se está poniendo bueno... Ya tengo algunos consejos para agregar fotos, parece complicado pero a ver si encaro...

Muchas gracias por los comentarios tan alentadores, espero no decepcionar...

setiembre 16, 2003

Tarde de cine en Montevideo... 

Esta vez le tocó a “En Compañía de Hombres” del director Neil LaBute, USA 1997 en Cinemateca 18. Como es costumbre hace un tiempo en las salas, había que hacer ruido con algo durante los créditos. ¿Qué mejor que una buena garrapiñada crocante de 18 de Julio? Una vez más comprobamos que hecha en casa es mucho más rica. También confirmamos nuestras sospechas: le ponen demasiado azúcar para hacer bulto en la bolsita. En lo que va del invierno he probado varias garrapiñadas callejeras y no creo que vuelva a consumir a excepción de las del carrito del señor de la feria Villa Biarritz que las hace con almendras y nueces.

Bueno pero yendo a la cuestión cinematográfica, les diría que el film vale la pena, a no ser que estén un poco enojados con el mundo. En ese caso les recomiendo elegir algo un poco más livianito... En sí es un film un tanto lento y mórbido. El tipo de película que te da ganas de retirarte al principio pero te empieza a gustar una vez que va llegando al final. El ambiente es bastante aséptico, oscuro y monótono. Dos oficinistas yuppies se divierten arruinándole la vida a una mujer sorda e incauta. Esa típica pose machista que seguramente muchas mujeres hayan tenido la mala fortuna de conocer en algún momento de sus vidas. Pero hay un giro un tanto más universal de la cuestión que a mi entender plantea la alienación humana ante el poder... Interesante. Sobretodo porque no logro dilucidar cuál de los tres personajes es el más desgraciado.

Luego para debatir un poco y entrar en calor nos fuimos a la cafetería de la Alianza Francesa donde uno apenas entra y se siente en otro lugar del mundo... Primero, porque hay olorcito a canela y manzana recién horneada, buena música y ruidito de fuente de jardín. Segundo, porque te atienden divino, todo lo que hay es rico, fresco y a precio razonable (otro día les cuento la mala onda de ciertos restoranes y ciertas cafeterías de Montevideo...) Tercero porque hay diarios y revistas a elección. Además los viernes de noche hay Jazz a cargo el Hot Club. Ampliamente recomendable, sólo hay que animarse a tocar el timbre y cruzar la recepción, a no olvidar que es una casa de estudios.

Del cálido ambiente de la cafetería al duro choque con la realidad: esperar el 140 en la parada. Hacía tanto frío que se te congelaban los dedos y las orejas. Media hora como dos giles. Pasaron cinco 188, dos 121, dos D10 y otros tantos que no recuerdo. El 140 no aparecía ni por asomo. Al sexto 188 decidimos tomarnos un taxi refunfuñando por el gasto en cuestión, pero el destino quiso que el coche no tuviera el ultramoderno contador de fichas con sensor. Es aquí cuando entra en juego la tradicional viveza criolla agravada por la crisis. El conductor, luego de 12 horas de trabajo a puro refuerzo de salame, nos ofrece llevarnos por la módica suma de dos boletos con la excusa de querer comer un tan merecido asadito y jugar al truco con los amigotes del velódromo. Nos subimos al taxi sintiéndonos vivísimos como todo buen uruguayo cuando pinta una de estas “joditas” y llegamos a casa luego de escuchar todo el cansancio y las horas de frustración de este pobre hombre.

Hogar dulce hogar... Antonieta nos esperaba dormida junto a los almohadones del living. Pensé: es tan sorda como la chica de la película...

Los primeros pasos... 

Esto de ser una persona pública de la noche a la mañana no es tarea fácil... Estoy pensando qué acontecimientos podrían interesar a la comunidad cibernética. ¿Los hechos cotidianos de una vida para nada singular? ¿Las facetas ocultas y oscuras de mi personalidad? ¿Mis indecisiones o cavilaciones disparatadas? ¿Planteamientos místicos y/o filosóficos absurdos acerca de la realidad? ¿Crónicas del mundo circundante y adyacente a través de mi ojo deformante?...

Ayudaría mucho poder incluir fotografías y material gráfico en esta bitácora digital pero no está dentro de mis posibilidades aún... Así que trataré de hacer mis relatos lo más interesante que pueda. Acepto toda crítica y comentario que provengan de la ciberaudiencia e invito a todos a sumarse a esta aventura creativa y audaz.



setiembre 15, 2003

Despeguemos... 

Me embarco en esta aventura Blog en un día sin nubes y sin sol, esos que pasan desapercibidos... Ubicación: 35 grados latitud sur, 55 longitud oeste. La ciudad: un Montevideo casi primaveral. Los últimos fríos aún se dejan sentir pero invitan a un buen café con galletitas Bridge. El cable, un desastre. Un libro, "La Caverna" de Saramago. Puede llegar a ser una buena tarde a pesar del frío.

Antonieta salta y se recuesta remolona cerca del teclado, mira y acompaña pero no escucha... Son las orejas que dios le dió... En el otro cuarto, Fede ordena sus artículos de música electrónica, suena un disco de Axel Krigier. Una tarde muy tranquila. De las últimas del invierno.